Añoranza

Escrito por Franco Voli. Publicado en Reflexiones.

Añoranzas

Estamos pasando unos días en la playa en Denia.

Esta mañana mi mujer se despertó añorando a su madre, quien falleció hace 15 años. Le sobrevino una ola de nostalgia por su sabiduría, su sentido de humor, su sentido común y práctico, y por su savoir faire en cualquier situación. Y sobre todo por su cariño y amor incondicional.

Su madre era una mujer fuerte y algo dominante. Ser hija suya, sobre todo de pequeña, no era fácil y ya como adulta mi mujer a veces sentía resentimiento hacía ella, factor que no hacia fácil la convivencia cuando las dos se encontraban juntas.

Se alegraba que por lo menos en los últimos años de vida de mi suegra, mi mujer había hecho las paces con ella (y consigo mismo) y pudo acompañarla y estar muy cerca de ella al final de su vida.

Pero a pesar de esto, mi mujer me dijo que le hubiera gustado haber aceptado a su madre tal como era mucho antes y haber pasado más tiempo con ella, disfrutando de su compañía, de la persona única y entrañable que era, apreciando incluso su carácter a veces un poco arisca.

Hubiera querido saber más de ella, de su juventud, de cómo era el mundo entonces desde el 1.915 cuando nació. Saber más anécdotas de su juventud, sus esperanzas, sus sueños, ilusiones y desilusiones.

Yo estuve pensando lo mismo de las relaciones con mi propia madre y como me había acostumbrado a juzgarla en muchas ocasiones en lugar de demostrar mi cariño hacia ella y su propia forma de ser y de actuar.

Las de arriba son algunas de las reflexiones que compartimos esta mañana al borde del mar.

Contacto

  • +34 913 500 088
  • +34 669 322 088
  • info@francovoli.com

Hora de Atención

Lunes a Viernes 10:00 a 16:00

Colaboro

Mayormente.com

Sígueme

Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies... Más información