La felicidad de enseñar desde la autoestima

Escrito por Franco Voli. Publicado en Sentirnos bien.

Hace unos años, tuve la ocasión de viajar a EEUU para participar en un curso en la Universidad de la Felicidad en Oregón. Acababa de jubilarme y tenía muchas ideas para mejorar mi vida durante los años venideros.

El curso de la felicidad me encantó y lo terminé lleno de entusiasmo por lo que había aprendido y lleno de optimismo para el futuro.

Al terminarlo, además, unos amigos me facilitaron contactos en Sacramento, California para asistir a unas sesiones de trabajo de una comisión internacional de estudio sobre la importancia de la autoestima para la eficacia y la felicidad de las personas.

La Comisión, organizada por el Estado de California, reunía investigadores de gran renombre de varios países y de estos sabios aprendí otros puntos importantes de la teoría de la autoestima que complementaban lo que había aprendido en el curso de la felicidad. Me di cuenta de que no solamente podía reconocer mi propia valía e importancia por ser persona pero también responsabilizarme de lo que hacía.

En el curso, por otro lado, había coincidido con varios profesores de colegio y habíamos charlado largos y tendidos sobre la importancia de sentirse bien como persona para poder ser un buen docente. Estábamos convencidos de que un profesor con autoestima podía ser la clave para un cambio en el sistema educativo. También coincidimos que si sentirse bien es un derecho de la persona, para los profesores es también una obligación y un deber.

Cuando volví a Madrid, ya estaba decidido a dedicarme al proyecto de la autoestima del profesor. Lo que había aprendido y comprobado sobre la felicidad, el éxito y el liderazgo lo iba a emplear en la búsqueda de cómo ayudar el profesorado a sentirse mejor consigo mismo en su vida y en su profesión para reflejarlo en sus relaciones de aula y en su vocación de servicio.

Hice una amplia encuesta sobre lo que podía ser el mejor enfoque que podía darle al proyecto. Entrevisté decenas de profesores y me fijé en el binomio bienestar emocional/autoestima. Junto con mis colaboradores y unos amigos profesores del grupo Educación y no Violencia desarrollé unos cursos sobre la autoestima del profesor. En aquel momento no se mencionaba la autoestima en España. Sin embargo hacía mella el principio de la educación para la paz.

Los cursos tuvieron impacto desde el principio. Los profesores que participaban confirmaron que lo que aprendían les ayudaba a mejorar su forma de enseñar y a ver su profesión de forma muy distinta y a transmitir autoestima y bienestar a sus alumnos.

Mientras seguíamos dando cursos para colegios y Centros de profesores, escribí La Autoestima del Profesor y lo publiqué yo mismo. Imprimimos 4.000 copias y, cuando estas se terminaron, cedí la edición a PPC (Publicaciones Populares Cristianas), que continúa vendiéndolo actualmente después de 18 años y 6 ediciones.

Escribí un nuevo libro Sentirse bien en el aula, manual para profesores que también continúa vendiéndose 16 años después de su publicación.

Personalmente, me encanta todavía escuchar el reconocimiento y el agradecimiento de mis lectores. Todo el proceso me ayudó a aprender a ser más feliz yo mismo en mi vida personal. Pienso que he contribuido a marcar una diferencia social en mi entorno y que ha valido la pena y el gusto de hacerlo.

Hora de Atención

Lunes a Viernes 10:00 a 16:00

Colaboro

Mayormente.com

Sígueme

Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies... Más información